Publicado: 8 de Marzo de 2022

Realizar un pulido de faros cuando tu vehículo lo necesite es indispensable para evitar accidentes en la carretera. En este artículo te explicaremos las razones principales, además de detallarte en qué casos debes solicitar el servicio y por qué es tan importante que seamos profesionales en mecánica los que nos encarguemos de este trabajo. 


¿Cuándo debes pulir los faros?


En el momento en el que percibas que las luces de tu vehículo no alumbran como deben, debes tomar medidas urgentes. Esto es así, primero por seguridad, para poder ver bien la señalización vial y tener adecuada iluminación en la carretera, y segundo porque este fallo es falta grave a la hora de pasar la ITV.


Al hablar de deterioro de los faros, no nos estamos refiriendo a una rotura del policarbonato, sino a ralladuras o quemaduras en la superficie provocadas por la exposición al sol. Por ello, la duración del servicio dependerá de dónde guardes el vehículo y de las inclemencias del tiempo. 


¿Por qué pulir los faros en un taller de coches?


Puede que hayas oido hablar de diferentes remedios caseros para hacer pulidos de faros, pero ¿realmente crees que funcionan? No olvides que tu seguridad está en juego. Cuando tus faros se vuelvan opacos, no hay mejor solución que llevar tu vehículo a un taller de coches para que los especialistas podamos aplicar productos específicos.


Estos están especialmente fabricados para pulir y sellar correctamente. Solo así conseguirás un resultado satisfactorio y devolverás la transparencia al plástico exterior de tus faros.


En conclusión, recuerda que el pulido de faros es imprescindible para tener visibilidad en la carretera y, por tanto, mantener la seguridad. Es muy importante que tengas claro que debes llevarlo a un taller de confianza para garantizarte un servicio profesional. ¡Pide tu cita en nuestro taller ya!