Publicado: 20 de Septiembre de 2022

Muchos son los usuarios que acuden a un taller debido a averías en el sistema eléctrico del vehículo. Esto se debe a que las averías eléctricas son las más comunes dentro de los coches. Estas suelen manifestarse en un primer momento en el panel de control del conductor. Te contamos, a continuación, cuáles son las más frecuentes.


Averías eléctricas más frecuentes en los coches

Entendemos por sistema eléctrico a aquel componente de la mecánica que se encarga de suministrar la energía que necesita un coche para su sistema de encendido, arranque del motor y suministrar energía eléctrica a otros componentes. Las siguientes averías son algunas de las más frecuentes.


La batería

Es el componente clave a la hora de suministrar energía eléctrica al automóvil. Además, logra almacenar energía. Es común que se deteriore tras un uso prolongado. No obstante, su sustitución es rápida, segura y, en comparación con otras, barata.


El alternador

Este dispositivo es empleado para recargar la batería. Por ello, si se ha desgastado con su uso, es posible que la batería se descargue de forma acelerada. En ocasiones, más que el alternador, lo que está estropeado es la correa de este. Eso produce un fallo similar.


Bujías

Las bujías se encargan del arranque del motor. Por tanto, si están defectuosas, esta operación no podrá realizarse. En caso de que estén deterioradas, el ciclo de combustión del motor se verá afectado. Por suerte, se trata de una avería sencilla de solucionar, muy frecuente en los distintos talleres.


Fusibles

Los fusibles son utilizados para proteger dispositivos electrónicos del automóvil. Evitan posibles sobrecargas y, de este modo, que el resto de componentes se estropeen por absorber demasiada energía eléctrica.


Ya conoces cuáles son las principales averías eléctricas. ¡En nuestro taller te echamos una mano con ellas!