Publicado: 10 de Enero de 2023

El mantenimiento de un vehículo es fundamental para garantizar que su estado es apto para la conducción. A continuación, te contamos las claves del preventivo.


La importancia de la mecánica de mantenimiento en el taller

El mantenimiento preventivo se distingue del correctivo en que se hace antes de que se produzcan las averías. De hecho, llevar a cabo estas revisiones en tu automóvil va a servir para que este no sufra desperfectos innecesarios por falta de cuidados.


Nos referimos a revisiones periódicas (al menos semestrales o anuales) en tu taller de confianza. El dinero que te cueste que revisen los principales sistemas de tu coche va a implicar un buen retorno de inversión. Ten en cuenta que siempre va a resultar más caro reparar piezas o fallos de funcionamiento que dejar tu automóvil en perfecto estado de revista.


Las claves del mantenimiento preventivo en un taller profesional

Son diversos los trabajos de mecánica mediante los que este mantenimiento predictivo se lleva a buen término. En primer lugar, es prioritario comprobar si la batería está en condiciones, dado que es el componente que más fallos comporta, lo que hace peligrar el funcionamiento del sistema eléctrico.


Asimismo, conviene que los diversos líquidos (aceite, refrigerante, frenos, escobillas...) se encuentren en sus proporciones y estados adecuados. Lo mismo podemos señalar acerca de los filtros. Si no están limpios, pueden fallar elementos tan relevantes como el motor.


Por otra parte, en estas labores también se enmarca la puesta a punto de los sistemas de amortiguación (con los cambios de neumáticos que requieras), freno o escape. Las luces también tienes que ser controladas para que puedas ver y ser visto sin problemas.


En definitiva, el mantenimiento preventivo de tu vehículo te aporta seguridad, calidad de conducción e incluso ahorro de combustible. ¡No demores tu visita a tu taller profesional en Santa Cruz de Tenerife!